Blog Mc

PLANES DE IGUALDAD EN LAS EMPRESAS

Diversidad y Ventajas Competitivas

Ya hemos tenido ocasión de pronunciarnos en anteriores post sobre las diferencias salariales de género, y queremos compartir nuestras reflexiones sobre la importancia para nuestras empresas de implantar planes de igualdad, más allá del cumplimiento normativo recogido por Ley.

Conviene recordar que la  Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de hombres y mujeres en su Artículo 45 recoge que en “las empresas de más de doscientos cincuenta trabajadores, las medidas de igualdad […] deberán dirigirse a la elaboración y aplicación de un plan de igualdad”. Sin perjuicio de que todas las empresas están “obligadas a respetar la igualdad de trato y de oportunidades en el ámbito laboral y, con esta finalidad, deberán adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres”

En igual sentido, “las empresas deberán elaborar y aplicar un plan de igualdad cuando así se establezca en el convenio colectivo que sea aplicable”, y que la implantación de planes de igualdad en una empresa es asimismo obligatoria “cuando la autoridad laboral hubiera acordado en un procedimiento sancionador la sustitución de las sanciones accesorias por la elaboración y aplicación de dicho plan”.

Ciertamente los planes de igualdad  representan una actuación empresarial que viene a poner de manifiesto un cambio cultural que valora los beneficios que para la empresa reporta:

  • Por un lado beneficios derivados de la reducción/eliminación de los costes generados por la discriminación de género.

Disminución del absentismo laboral por un mejor ambiente de trabajo y una mayor identificación con la actividad de la empresa por parte de las trabajadoras y trabajadores.

Disminución de la rotación de las trabajadoras generada por las mayores posibilidades de promoción y formación, la mejora salarial producida por la eliminación/disminución de las diferencias de remuneración entre hombres y mujeres y por las mayores posibilidades de conciliación entre la vida laboral y familiar.

Mejora de la productividad y de la calidad del servicio prestado como consecuencia de la mejora del ambiente de trabajo y de la satisfacción e identificación con los objetivos de la empresa.

  • Por otro lado, los beneficios derivados del incremento y gestión de la diversidad.

La presencia o composición equilibrada entre mujeres y hombres en las empresas supone un fuerte incremento de la diversidad por motivos de género y contribuirá de una forma significativa a los beneficios que de forma genérica se considera que aporta la diversidad.

Mayores oportunidades para seleccionar y retener personas con talento Las mujeres representan en la actualidad una parte muy importante del stock de conocimientos académicos existentes en nuestra sociedad y van a incrementar su peso en el futuro, tomando como índice el porcentaje de personas, de entre 20 y 24 años, que al menos ha alcanzado la segunda etapa de educación secundaria en el año 2005 el porcentaje entre las mujeres ascendía al 68,2% y entre los hombres al 61,3%, siete puntos de diferencia.

– Mejor adaptación al mercado de la oferta de productos y servicios

– Desarrolla la creatividad y la innovación.

– Favorece la flexibilidad de la organización.

– Mejora de la imagen de la empresa frente a los clientes y la sociedad.

Las empresas que desarrollen políticas de fomento de la diversidad y de no discriminación transmitirán una imagen de excelencia a la sociedad y a sus clientes tanto por la vía de las redes informales de comunicación desarrolladas por las personas que trabajan en la empresa, como por la utilización de estas prácticas en su comunicación con el entorno.

La reducción de costes generada por la eliminación de la discriminación y los benéficios obtenidos por la inclusión y gestión de la diversidad en general, y la de género en concreto, constituyen una ventaja competitiva para las empresas que destacan en estos aspectos.

Los Planes de Igualdad, que persiguen la desaparición de la discriminación por motivos de género en las empresas, se sitúan claramente en la línea de la diversidad y por lo tanto pueden ayudar a la obtención de ventajas competitivas.

El pasado 28 de Abril de 2018 se ha publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad la Resolución del Instituto de la Mujer por la que se convocan subvenciones para implementar Planes de Igualdad en pequeñas empresas – de 30 a 250 trabajadores- con una ayuda de hasta 9.000.-€uros.

Adelántese y consúltenos como implementar un plan de igualdad en su organización, nuestro equipo de profesionales le atenderá y asesorará de sus ventajas y recursos para implantación.

2016 © MAESTRANZA CONSULTORES
[email protected]
Aviso legal

logo-footer